Sistema Acusatorio Adversarial

Sistema Acusatorio Adversarial

Por: José Manuel Escamilla Jaime

 Sistema Acusatorio Adversarial

 

El objetivo central debe situarse en varios ejes de desarrollo nacional, ya que si existe un país con justicia, esto tendrá de manera sumaria, como consecuencia, una ciudadanía que confiará en sus instituciones públicas; cuestión que de manera indubitable tiene que ser una prioridad nacional. Para lo anterior, debe existir la voluntad política para hacerlo, para lo cual lamentablemente tenemos serias dudas.

La presente aportación se fundamenta de manera formal y estricta en principios básicos de administración y economía, más que en los propios del derecho. Aunque la formación de quien escribe estas letras está cimentada como jurista, pero a lo cual nos hemos querido eximir del área de comodidad para transitar en el estudio de otros elementos de ciencias conexas a la jurídica, como lo son las ciencias económicas, administrativas y financieras principalmente (“La economía está en todos lados. Nadie puede organizar su vida prescindiendo de ciertas nociones básicas de esta ciencia. Se proyecta por igual en la vida personal, familiar y profesional.

Para que la toma de decisiones económicas sea más atinada, resulta indispensable que se sustente en conocimientos ciertos y no en simples intuiciones o prejuicios. Sin duda, con el proceso de globalización y modernización de México y de su economía, se han abierto infinidad de áreas
profesionales del derecho —relacionadas directa o indirectamente con la economía— que se nos escapan y las ocupan profesionales de otros campos o incluso abogados de otros países.

Nos referimos, por ejemplo, a ámbitos jurídicos relacionados con energía, competencia económica, arbitraje comercial internacional y, en menor medida, con la inversión extranjera o el medio ambiente, por mencionar lo más obvio. Mientras abundan penalistas y civilistas, a muchos abogados —y a muchos estudiantes de derecho- se les olvida que hay un campo prácticamente inexplorado —al menos en México— que hemos ido dejando en manos de los economistas. Nos referimos al análisis económico del derecho. Se trata de una forma de estudiar al derecho mediante el uso de herramientas propias de la economía: pensar en términos de incentivos —cómo estimular ciertas conductas e inhibir otras, por ejemplo—, aplicar sistemas de precios, efectuar análisis costo-beneficio y un largo etcétera.” Carbonell, José y Carbonell Miguel. Los abogados tienen que entender de Economía.

Véase: http://elmundodelabogado. com/los-abogados-tienen-que-entender-de-economia/ Fecha de consulta: 23 de abril de 2015) Este esfuerzo en retribución tiene como objetivo fundamental motivar, cimentar y visualizar el tránsito de un sistema de derecho denominado inquisitivo penal, hacia un sistema novedoso para todos nosotros los mexicanos denominado Sistema Acusatorio Adversarial (en adelante SAA), pero desde un punto de vista del análisis económico del derecho (en adelante AED).

Se analizará el contexto del fenómeno; lo elemental. Esta es una investigación con una óptica deductiva y del AED el cual consiste en “la aplicación de las técnicas, criterios y métodos de la microeconomía para interpretar y examinar los institutos jurídicos. Este movimiento procura acercar, desde la lógica de la teoría económica, alternativas para el tratamiento de las implicancias jurídicas de las relaciones sociales” (Torres, Miguel Agustín. El análisis económico del Derecho. Un enfoque preliminar. Véase: http:// www.ambito-juridico.com.br/site/index.php?n_ link=revista_artigos_leitura&artigo_id=11258 Fecha de Consulta: 13 de Abril de 2015)

Intentaremos no caer en la tentación y superficialidad de la actitud positivista del análisis de la ley (hermenéutica) o reglista. Hacemos énfasis que, dentro de las obligaciones del científico del derecho es: La búsqueda de la verdad.

¿cuánto nos cuesta implementar este sistema?

Deja un comentario