Protección de Datos Personales

protección de datos personales

Una de las características que nos define como seres humanos es la necesidad de vivir en sociedad. Con el tiempo y la evolución, los seres humanos cambiamos y nos vamos adaptando a la realidad que nos toca vivir, incluida naturalmente la de nuestro entorno social.

En el pasado, conocer a una persona de otra localidad no era tan común ya que las oportunidades de acercamiento estaban limitadas en gran medida al contacto personal y directo.

Hoy en día, el desarrollo de las telecomunicaciones y los avances en la sociedad de la información han roto con muchos de los esquemas que conocíamos, poniendo al alcance de millones de personas información sobre cualquiera de ellas. La evolución de esta tecnología ha sido tan rápida que como sociedad nos hemos quedado atrás, enfrentando nuevos retos —o incluso amenazas— hacia nuestra privacidad social, cultural, religiosa, educativa, legal, tecnológica, financiera, etcétera.

Y de manera particular, el tema de los datos personales se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza. ¿Cuántas veces nos hemos preguntado cómo es que alguien pudo localizarnos por teléfono o por correo para hacernos una oferta de un producto, un servicio, un candidato, entre otras cosas?

Bueno, así como los negocios han tenido que evolucionar y hacerse más cibernéticos para seguir compitiendo en el mercado,el marco legal para la protección de los datos personales se ha tenido que actualizar dando origen a la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares (LFPDPPP).

Y ante un sistema legal como el mexicano en el que la prolife ración (muchas veces innecesarias) de leyes y reglamentos es más un problema que una solución, resulta lógico preguntarse si esta ley era necesaria.

Deja un comentario