“Pedro y el lobo” por @Juanjosesyp

post

 

Deducción

De Juan José Salazar

“Pedro y el lobo”

“El castigo del embustero es no ser creído, aun cuando diga la verdad”

Aristóteles – Filósofo

En esta ocasión intentaré colocarme en un punto medio de la muy desgastada relación autoridad-contribuyente; por un lado una gran cantidad de compañías y personas físicas no se encuentran preparadas para el envío de la información contable requerida por el fisco desde el año anterior; y no solo hablamos de pequeñas o medianas empresas; es increíble como grandes corporativos al día de hoy no están listos. En el otro lado de la cancha se encuentra nuestra honorable autoridad, que parece no entender y sigue perdiendo la poca credibilidad que le queda. Dudo mucho que tecnológicamente existan fallas reales, ya que la inversión que se realizó desde algunos años en sus ordenadores no fue nada simple; el tema va más por una cuestión de negar el fracaso que ha sido la migración tecnológica. Es cierto, existen grandes avances en este tema, pero aún nos falta un camino largo que recorrer; no puedes pretender ser un país de primero mundo fiscalmente, si más de la mitad de tu población vive en pobreza. Aunado a la poca o casi nula cultura tributaria de la que vergonzosamente gozamos los mexicanos.

En el tema del momento; durante todo el día de ayer el portal del Servicio de Administración Tributaria, misteriosamente presentó errores y no permitía cumplir con la obligación que se vencía el día de hoy (7) para las personas morales y el próximo día 9 para personas físicas. Como lo he mencionado en columnas anteriores ya nadie le cree a Hacienda.

Ayer por la noche el Servicio de Administración Tributaria publicó la segunda resolución de modificaciones a la resolución miscelánea fiscal para 2015 y a su vez emitió un comunicado de prensa en el que establece una nueva prórroga para la entrega de la información contable de manera electrónica; 30 de abril es el nuevo plazo para que las personas morales y físicas envíen su catálogo de cuentas y las balanzas de comprobación correspondientes a enero y febrero de 2015. Pero siendo honestos, todos sabemos que el 29 de abril en la noche o el 30 en la mañana, la aplicación fallará o algo pasará y de nueva cuenta estaremos aquí hablando de lo mismo y llegando a la misma conclusión: Ya nadie le cree a Hacienda.

Escucho y leo infinidad de comentarios sobre la ya tan desgastada y retórica “prórroga”. Como lo mencioné en un inicio de mi columna, esta vez trato de ubicarme en un punto medio; lo único de lo que estoy seguro es que este tipo de mensajes solamente desgastan la relación Autoridad-Contribuyente. Sabemos que la credibilidad del fisco es mínima y que el contribuyente se aprovecha de esta situación.

Aquellos indignados por el diferimiento, les informo que la herramienta está disponible en el portal del SAT y con mucha paciencia podrán enviar su información contable; pero aquellos “jugadores” más experimentados estoy seguro que seguirán en este círculo vicioso con la autoridad y estirarán lo más que puedan el envío de su radiografía financiera.

Al final de cuentas, como siempre les digo; esta es solo mi opinión. ¿Y tú qué dices?

Soy Juan José Salazar y nos leemos en la próxima…

juan.jose.salazar@hotmail.com

gueme en twitter: @Juanjosesyp

Comments are closed.