Las personas físicas y la nueva reforma fiscal

personas físicas

personas físicas

 

personas físicas

personas físicas

Autor : Adalberto Sánchez Cruz

La nueva reforma fiscal que aprobaron los legisladores para el año 2014, ha causado bastante polémica en el mundo de las personas físicas, ya que la mayoría de ellas sienten que su patrimonio se ve amenazado, todo esto motivado por el objetivo recaudatorio de la autoridad fiscal, quien ahora cuenta con más facultades para realizar sus labores de fiscalización.

Por ello, se puede asegurar que toda aquella persona que no se organice fiscalmente en un corto plazo, tendrá problemas con el fisco.

De hoy en adelante, todas las personas físicas deben realizar sus operaciones personales y de su negocio, pensando siempre en que existe alguien que los vigila, y esa persona se llama SAT.

Tenemos que acostumbrarnos a vivir en esta nueva realidad, si queremos lograr nuestra tranquilidad y no comprometer nuestro patrimonio.

Es recomendable que las personas físicas realicen una separación de lo que son las operaciones de su negocio de las de su persona, no revolver una cosa con la otra, que es lo que sucede en la mayoría de los casos, lo que provoca una serie de problemas graves al momento de ser fiscalizadas por el SAT. En otras palabras, resulta urgente que las personas físicas implementen dos contabilidades por separado, la de su negocio y la personal, esta última en la mayoría de los casos totalmente descuidada por la falta de una cultura fiscal, y en otras ocasiones vivir con la idea equivocada de que el fisco no me llegará.

Las personas físicas serán fiscalizadas por el SAT en una proporción mayor que en años  anteriores, ya que su plataforma informática y el Sistema Financiero proporcionarán toda la información necesaria para realizar sus actividades de auditoría fiscal, y conocer la realidad fiscal de cada contribuyente, para determinar si cumple en tiempo y forma con sus obligaciones fiscales.

 

Obtener revista con artículo completo 

Comments are closed.