La importancia de proteger los secretos industriales

secretos industriales

secretos industriales

Por: Elías Ríos y Linda Danon

Con más de 100 años en el mercado, la receta del famoso refresco de cola aún es única ya que gracias a una adecuada estrategia de protección, sus cientos de competidores no la han logrado descifrar y por ende, tampoco desbancar como poseedora del lugar de mayor privilegio en el mercado. Lo mismo podemos decir de otros productos, donas, pollo frito, hamburguesas entre otros de la industria alimentaria. Muchos chefs, cocineros, imitadores y amas de casa han tratado de descifrar todas estas recetas con el uso de ingeniería inversa y sin embargo, nadie lo ha logrado. Además de algunas recetas de alimentos y bebidas, existen otro tipo de “recetas” o fórmulas, cuyos creadores se esfuerzan por proteger, tales como los algoritmos de búsqueda que utiliza el buscador más conocido en la web.

Las empresas anteriores y muchas otras más generan y trabajan con base en información confidencial, la cual les da una ventaja competitiva en su mercado y es precisamente por ello, por la ventaja competitiva, que la protección de la confidencialidad es indispensable.

Y ¿cómo proteger esa información? Bueno, es conocido que internacionalmente existen diversas leyes que otorgan protección a las creaciones autorales, a las invenciones, en pocas palabras, a los frutos de la actividad intelectual de las personas y que pueden englobarse en el término Propiedad Intelectual. Así es como surge la regulación de las patentes, de los diseños industriales, de los modelos de utilidad y de los derechos de autor, entre otros. Sin embargo, no siempre alguna de dichas figuras es la idónea para proteger información confidencial ya que tarde o temprano, la información termina en el dominio público, disponible para los ojos de cualquier persona.

Por ello es que esas mismas leyes reconocen soluciones alternas para la protección de la información confidencial, en México específicamente, los secretos industriales, regulados actualmente por la Ley de la Propiedad Industrial. Existen tres características destacables de los secretos industriales: la primera, se protegen sin necesidad de registro; la segunda, su protección no está limitada por el tiempo. Si la información permanece en secreto por años, décadas o incluso siglos, gozará de protección; y finalmente que la información esté contenida en documentos, medios electrónicos, magnéticos, discos ópticos, microfilmes, películas o en general, en cualquier medio objetivo de almacenamiento.

Deja un comentario