Estrategias fiscales para Personas Morales (Título II LISR)

Título II LISR

Por: Edgar Ulises Hernández Campos

Deducciones autorizadas (Título II LISR)

¿Por qué se permite ejercer deducciones en la LISR? 
Se parte del supuesto de que, en efecto, para obtener ingresos (entiéndase acumulables) es preciso que el contribuyente, en la mayoría de los casos, realice desembolsos para obtener los ingresos en comento. Además, es necesario considerar que habrá deducciones (e inclusive ingresos) que serán virtuales, que no necesariamente implican desembolsos de efectivo. (Efecto inflacionario, deducciones de inversión)

¿Qué se entiende por deducción autorizada?

En primer término, el término deducción significa simplemente “restar” o “disminuir”. Por deducción autorizada, entendemos aquellas partidas que, al cumplir con sus requisitos legales (requisitos de las deducciones), pueden restarse de los ingresos acumulables, y con ello, pagar el ISR sobre una base (resultado fiscal) en teoría más justa, ya que, para la obtención de los ingresos acumulables, se tuvieron que efectuar desembolsos de dinero.
(Art. 25 LISR)
I. Las devoluciones que se reciban o los descuentos o bonificaciones que se hagan en el ejercicio.

Nota: Es importante considerar tener al día los comprobantes que amparen esta partida, que no debemos de olvidar, serán los CFDI’s que se expidan por estos conceptos.
Comercialmente les llamamos “notas de crédito”, sin embargo para efectos fiscales son simplemente CFDI. (Revisar además lo dispuesto por los artículos 29 y 29-A del CFF y 37 del RCFF) II. Costo de lo vendido. Deducción sumamente importante, aunque debemos precisar que su implementación, en nuestra opinión, viola varias garantías constitucionales en virtud de la imprecisión de conceptos, además de ser confuso su mecanismo entre empresas comerciales e industriales. La LISR pretende dar por entendida su aplicación por el conocimiento técnico del C.P., sin embargo recordemos que no existe congruencia entre los NIF’s y las leyes fiscales.

III. Gastos netos.
Para la deducción de gastos, debemos de considerar:

Ser estrictamente indispensables. ¿Dónde está la definición? Estar amparados con documentación fiscal. Comprobantes Fiscales.

(Título II LISR)

Continuar Leyendo

SUSCRIBETE

Comments are closed.