El lider fundador: la herencia de la experiencia

postrevista

líder fundador

Por:José Mario Rizo Rivas

Sin embargo, muchas veces la transmisio?n de dicha sabiduri?a se enfrenta con el tambie?n esperable deseo de innovacio?n de los nuevos li?deres. Cuando este conflicto se presenta, es importante recordar que la empresa puede vivir el i?mpetu y la creatividad de la juventud en conjunto, y positivo balance, con la experiencia y la capacidad de discernir que dan los an?os.

empresas son legado y trascendencia de sus creadores y li?deres, y no le rinden cuentas ni a las ciencias naturales ni a la tragedia griega: pueden ser innovadoras y conservadoras, subsecuente o simulta?neamente, cambiar esa postura tantas veces como su permanencia y crecimiento lo demanden.

Ahora bien, debe tenerse en cuenta que el e?xito de este equilibrio entre innovacio?n y experiencia depende de que a e?ste se lo enmarque en una estrategia consensuada, es decir, de que no se lo deje en manos del azar, de la simple convivencia ni de la ascendencia que tengan algunos sobre otros.

No se trata pues de “vamos a darle el gusto al muchacho” ni de “la u?ltima vez lo hicimos segu?n tu criterio, ahora me toca a mi?”, ni mucho menos de “si nunca van a hacer las cosas a mi modo, mejor me voy”.

Asi?, con base en esta era del conocimiento y de la economi?a, adema?s de la saturacio?n informativa en la que nos encontramos, constatamos que los negocios multimillonarios se construyen en torno al saber y a la capacidad de transmitir esa sabiduri?a. En este contexto, aprovechar cabalmente el conocimiento de los mayores los aleja mucho de “permitirles” tener una oficina en las instalaciones corporativas y condescender a escucharlos.

Es ma?s, resulta increi?ble que en la mayori?a de las empresas se piensa, como si fue?semos la ma?s primitiva de las tribus, que sacarle provecho a la experiencia de los mayores significa transmitir relatos o ane?cdotas del fundador a sus sucesores, para que luego estos sean retransmitidos a otros.

Incluso en las grandes empresas, saturadas de poli?ticas, procedimientos, manuales operativos, verificaciones y estudios, muy pocos li?deres han considerado la conveniencia de registrar, documentar y transmitir eficientemente la experiencia de sus antecesores. No se trata de documentar todo como legado del fundador, se trata de aprovechar aquello que hoy o en el futuro, en detenida consideracio?n y dentro de una planeacio?n estrate?gica adecuada, pudiere llegar a consolidar la misio?n, la visio?n, los valores, la estrategia, la asistencia o la mejora en algu?n aspecto de la entidad.

Comments are closed.