El honor y la imagen del contribuyente frente a los visitadores

post3

Por : Jesús Roberto Valles Aragón

 

 

post3

En innumerables ocasiones nos hemos podido percatar de cómo los visitadores (de cualquier autoridad fiscal) al ejercer sus funciones como órgano revisor del adecuado cumplimiento de las obligaciones fiscales de los contribuyentes, realizan manifestaciones a éste, sus empleados, familiares y a otras personas que se encuentran dentro del domicilio a fiscalizar, las cuales son del todo incorrectas y únicamente tienen como objeto amedrentar o asustar al contribuyente para que realice ciertos actos los cuales no tienen fundamento alguno o son contrarios al debido cumplimiento de las normas fiscales.

 

Así al realizar dichas manifestaciones, manifestaciones, –sin realmente conocer el trasfondo del asunto a revisar–, causan un agravio al contribuyente, ya que este sin ser un estudioso de las leyes, observa cómo distintos actores de la sociedad lo encasillan o encuadran en el ámbito de “evasor fiscal” u otros adjetivos que pueden desprestigiar el buen nombre que con base en la ejecución de sus actividades (profesionales, laborales, comerciales, etcétera) ha forjado durante cierto periodo de tiempo.


click -> para leer el artículo completo

Comments are closed.