El Control de Convencionalidad

post249

post249

Actualmente el Sistema Jurídico Mexicano pasa por cambios importantes, derivados de las reformas constitucionales de junio de 2011, han venido una serie de cambios: Desde la promulgación de una nueva Ley de amparo hasta la incursión de los juicios orales en materia civil y familiar.

En términos generales se puede decir que se ha hecho historia, pues el gobernado, ha ganado el derecho a que se le reconozcan los Derecho Humanos que le pertenecen por el simple hecho de ser humano partiendo de su dignidad.

Quizá el cambio más trascendente, a juicio propio es el Control de Convencionalidad, dicho control establece que debido a la reforma del artículo 1 Constitucional, en donde se dispone que todas las autoridades vigilaran el debido respeto a los derechos humanos reconocidos en la propia ley fundamental, como en los tratados internacionales debidamente ratificados por el Estado mexicano, al ser estos la ley suprema de la nación.

Así tenemos que el juez al decidir en una controversia, por ejemplo en materia familiar, si en ella están en juego intereses de algún menor en primer lugar tendrá que acatar lo que dispone el artículo 4 Constitucional, porque en él se establecen derechos fundamentales para la protección del menor y de ahí interpretar las leyes locales, si el Juez advierte que algún precepto de la ley local contraviene a la Constitución deberá de inaplicar dicho precepto explicando los motivos que le llevaron a tal conclusión, a esto se le llama control difuso.

Ahora bien, para ilustrar el Control de Convencionalidad, supongamos que el Juez al decidir la misma controversia que se puso como ejemplo en el párrafo anterior, no encontrara norma aplicable al caso, la obligación de cumplir con la protección de los Derechos Humanos que protejan los Tratados Internacional en los cuales México es parte lo llevarían a la Convención sobre los Derechos del Niño la cual nuestro país la ratifico el 21 de septiembre de 1990, en especifico al artículo 27  de la mencionada Convención que textualmente establece:

Artículo 27

1. Los Estados Partes reconocen el derecho de todo niño a un nivel de vida adecuado para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral y social.

2. A los padres u otras personas encargadas del niño les incumbe la responsabilidad primordial de proporcionar, dentro de sus posibilidades y medios económicos, las condiciones de vida que sean necesarias para el desarrollo del niño.

3. Los Estados Partes, de acuerdo con las condiciones nacionales y con arreglo a sus medios, adoptarán medidas apropiadas para ayudar a los padres y a otras personas responsables por el niño a dar efectividad a este derecho y, en caso necesario, proporcionarán asistencia material y programas de apoyo, particularmente con respecto a la nutrición, el vestuario y la vivienda.

4. Los Estados Partes tomarán todas las medidas apropiadas para asegurar el pago de la pensión alimenticia por parte de los padres u otras personas que tengan la responsabilidad financiera por el niño, tanto si viven en el Estado Parte como si viven en el extranjero. En particular, cuando la persona que tenga la responsabilidad financiera por el niño resida en un Estado diferente de aquel en que resida el niño, los Estados Partes promoverán la adhesión a los convenios internacionales o la concertación de dichos convenios, así como la concertación de cualesquiera otros arreglos apropiados”

El artículo anterior daría una guía al Juez de lo familiar para resolver asuntos de pensiones alimenticias por ejemplo cuando  en la legislación nacional no encontrara fundamento, motivación o ambos, claro está que esto es solo un ejemplo, porque en nuestro orden jurídico está muy bien protegido el derecho de los menores a recibir alimentos y en general todos los asuntos en que intervengan como sujetos de derecho, asi tenemos en primer lugar el artículo 4 Constitucional mencionado anteriormente, en el Distrito Federal, en el Código Adjetivo Civil están los artículos 940, 941 y subsecuentes que facultan al Juez para actuar de oficio en asuntos familiares.

En materia fiscal, también aplica dicho Control, para ejemplificar esta idea:

 “El 27 de Dic (sic) de 2006, cuando se publico la derogación del artículo 8 fracción I inciso f, de la ley (sic) del IEPS (sic). Esto, propiciado por una demanda (y la posibilidad de varias mas) que perdió el Estado Mexicano en contra de una compañía extranjera, la cual argumento, con base los artículos 1102 (trato nacional), 1103 (nación más favorecida), 1105 (trato justo y equitativo), 1106 (requisitos de desempeño y 1110 (expropiación) del TLCAN, que la imposición del 20% de IEPS a las bebidas que utilizaran edulcorantes diferentes a la Caña de Azúcar, era contraria a los derechos de los inversionistas extranjeros, pues esta era una real contramedida “discriminatoria económicamente” impuesta por el Estado Mexicano no aplicada a otro país, sino a particulares inversionistas extranjeros; los cuales, conforme al capitulo (sic) XI del TLCAN tienen derecho a obtener una reparación del daño en caso de que un Estado los “discrimine” (en este caso mediante un impuesto); y, a valerse de medios internacionales (como tribunales arbitrales) para que se sancione al Estado demandado (en este caso por 77 Mdd), conforme al articulo (sic) 1136 del TLCAN.”

 


[1] Tomado de la página de internet de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente Chihuahua.

   

Pues bien, con base en los dos ejemplos anteriores el Control de Convencionalidad es una herramienta que viene a refrescar el orden jurídico nacional, ahora, ya hay un abanico más grande de posibilidades para llevar justicia a aquellos que la necesiten.

            Es momento de de voltear a ver a los impartidores de justicia, pues es en ellos en los que recae la obligación de decidir el fondo de la controversia con base en las cuestiones novedosas que nuestro país ha implementado. Son ellos los que abrirán la puerta a tan añorado país de libertad, seguridad jurídica y justicia que millones de ciudadanos añoramos.

A los recién egresados de la carrera de Derecho, tenemos la oportunidad de ir creciendo profesionalmente con estas reformas, tenemos una gran oportunidad para cumplir con la sociedad y al mismo tiempo sentirnos satisfechos nosotros mismos.

                                                                                                               Guillermo Nova.

Comments are closed.